Voluntariado:

Es la integración y colaboración solidaria al servicio de niños, adolescentes y adultos discapacitados intelectuales en proceso de tratamientos para facilitarles su futura integración familiar-social ; residencia y cualquier otro tipo de ayuda solidaria , terapéutica y profesional que necesiten dichos individuos sujetos de derechos.

Su objetivo principal es acrecentar el marco afectivo, el cuidado a toda hora, lo social, deportivo, cultural de niños, adolescentes, y adultos con Necesidades Educativas Especiales (NEE) Alumnos de la Fundación Lorenzo Milani .

Para ello se implementan acciones terapéuticas sicológicas, proyectos, deportes, trabajos con las familias, intervenciones modernas e investigaciones científicas, tesis, para lograr una mayor calidad de vida y niveles de contención más elevados con una atención de excelencia hacia ellos siempre en el marco de sus derechos como personas.

Se consideran Voluntarios las personas que se adhieren libre y voluntariamente para una ayuda solidaria y gratuita a las acciones institucionale-profesionales ,asumiendo el compromiso en forma organizada, en franco y total apoyo a las acciones psicopedagógicas, médicas , alimentarias, logísticas, culturales, deportivas , sociales y de cualquier otro tipo que se implementen en la Fundación Lorenzo Milani , orgánicamente desde su Dirección, para mejorar la calidad de vida de cualquier Alumno en la modalidad y horarios en los cuales fuere asistido dicho Alumno.

La Persona Voluntaria será respetado en sus creencias y en sus opiniones.

Recibirá un trato cordial y respetuoso en todo momento.

Recibirá reconocimiento y podrá desempeñar su actividad voluntaria en un ambiente estimulante de valores solidarios.

Tendrá oportunidades de realizar acciones que valoricen y aproveche al máximo su potencial humano y profesional de acuerdo a sus conocimientos, experiencias, estudios e intereses.

Se le brindan posibilidades de real integración humana y social como Voluntario con todos los Alumnos y miembros de la Fundación

Participa activa y protagónicamente de las decisiones que se vinculan , sobre todo aquellas que hacen referencia a los conocimientos y habilidades que le son específicas y son herramientas de su accionar solidario y voluntario.

Es reconocido como persona íntegra de valores solidarios que fundamentan su vida.

Se trata de formar una nueva conciencia y escala de valores donde el valor de la solidaridad tenga un lugar de máxima importancia en la vida personal y de la sociedad toda.